Menú
Menú

Filipinas en 2019

Más del 80% de los 100 millones de habitantes de Filipinas son católicos. Con ello, esta república insular situada en el océano Pacífico es el único país mayoritariamente cristiano de Asia. La desigualdad social, las violaciones de los derechos humanos y el terrorismo islamista en el archipiélago de Mindanao causan constantemente grandes dificultades para la sociedad. Allí, la Iglesia es con frecuencia la única institución que se atreve a alzar la voz contra los dirigentes políticos. ACN apoya a la Iglesia local en su labor, ya que ésta no solo ofrece a los fieles una patria espiritual, sino también les da ánimo y esperanza en un futuro mejor.

La Iglesia de Filipinas entra en conflicto con el gobierno una y otra vez. Por ejemplo, al reclamar el respeto de los derechos humanos y la salvaguarda de la dignidad de las personas aun en el caso de presos, toxicómanos o traficantes de droga. Estos últimos son a menudo ejecutados por orden del presidente Rodrigo Duterte sin ser sometidos a ningún proceso judicial.

El rector P. J. Nacua en la catedral de Nuestra Señora del Monte Carmelo de Joló, destruida por bombas.
El rector P. J. Nacua en la catedral de Nuestra Señora del Monte Carmelo de Joló, destruida por bombas.

Los sacerdotes y los obispos están de acuerdo en que para eliminar la desigualdad social y el creciente materialismo y poder hacer frente a los desafíos del mundo moderno, no solo es necesario definir una nueva escala de valores internos, sino también profundizar aún más en la fe. En ello la Iglesia también ayuda a los jóvenes. Por ejemplo, con el congreso YOUCAT, que se celebró en noviembre de 2019 en Iloílo y fue apoyado por ACN. Este apoyo permitió que 300 jóvenes procedentes de parroquias pobres pudieran participar en el congreso.

Colegiales rezando el rosario en Tibungco, Dávao.
Colegiales rezando el rosario en Tibungco, Dávao.

Un foco de crisis en Filipinas es el archipiélago meridional de Mindanao, en el que viven numerosos musulmanes y donde grupos terroristas islamistas pretenden crear un estado islámico. Allí se producen atentados constantemente, también contra edificios cristianos.

En el sur de Filipinas, muchos cristianos son perseguidos y discriminados.

Monseñor Romeo Saniel, administrador del vicariato apostólico de Joló

En enero de 2019, un atentado bomba cometido durante la Misa dominical en la catedral de Joló provocó la muerte de 20 personas y dejó heridos a más de 100 fieles. ACN ha financiado la reconstrucción del tejado de la catedral con 35.000 euros. Además, también apoyamos la iniciativa interreligiosa “Youth for Peace”, en la que estudiantes cristianos y musulmanes ayudan juntos a los refugiados que huyeron de la ciudad de Marawi tras los terribles ataques islamistas de 2017.